Cómo elegir radiadores de agua para la vivienda

Cómo elegir radiadores de agua para la vivienda

Image module

Aunque empieza a verse un mayor número de viviendas con sistemas de suelo radiante, actualmente la gran mayoría de los sistemas de calefacción siguen usando los radiadores como emisor de calor. En concreto, los radiadores de agua son los más instalados en España, es por ello que saber cómo elegir correctamente radiadores de agua será de gran importancia, ya que contar con radiadores eficientes nos permitirá un gran confort a la vez que un ahorro en el consumo energético de la vivienda.

Tipos de radiadores

Los radiadores son los encargados de distribuir el calor por las habitaciones y conseguir el confort que tanto queremos en nuestras viviendas. No obstante, no todos son igual de eficientes, por lo que es importante conocer los tipos de radiadores que podemos encontrarnos en la actualidad:

  • Radiadores eléctricos: Son de fácil instalación y se usan con la red eléctrica directamente. Son sistemas rentables para zonas templadas, donde las temperaturas se mantengan suaves casi todo el año, ya que el uso continuado de estos radiadores ofrecería un consumo energético más elevado que con otros sistemas.
  • Radiadores de agua: Es el sistema más usado en España. Ofrecen una gran eficiencia ya que obtienen la energía por medio de agua caliente que circula por tuberías internas y que proviene de la caldera que tengamos en casa (pueden ser calderas de gas natural, gasóleo, biomasa, etc.). Una de las calderas que permite una máxima eficiencia con estos radiadores son las calderas de gas de condensación, llegando a proporcionar un ahorro del 15 – 20% en el consumo energético.
  • Radiadores de aceite: Son sistemas que funcionan con aceite, como su nombre indica, que se calienta mediante la corriente eléctrica. Estos sistemas son menos eficientes que los dos anteriores, y a su vez más caros, por lo que no están tan extendidos como el resto.

Cómo elegir radiadores de agua

Si disponemos de una caldera, lo recomendable es apostar por los radiadores de agua. Tendremos que tener en cuenta algunos puntos como: el espacio que queramos calentar, la potencia que tendrán dichos radiadores (si poseen una mayor potencia se podría reducir el consumo de la caldera) y las medidas que tendrán para que casen con la zona donde se instalarán.

Estos radiadores serán un sistema de emisión de calor que complemente siempre a las viviendas con calderas como sistema de calefacción. Se conectarán a ella, y distribuirán calor a través del proceso de convección y radiación que se genera mediante el agua caliente que circula a través de las tuberías internas del sistema.

El ahorro y eficiencia que permiten en comparación a los sistemas de calefacción con radiadores eléctricos, hacen que sea la opción más popular en las viviendas. Además, gracias a las válvulas termostáticas, permite la posibilidad de regular la potencia de cada uno de ellos, pudiendo así controlar la energía que se distribuye a cada zona de la estancia.

Otras de las grandes ventajas que presentan, es que los radiadores de agua se calientan de forma muy rápida, son muy duraderos, y hay una gran variedad de diseños que pueden adaptarse a las necesidades de cada vivienda.

Cómo tiene que ser el radiador

Para saber cómo elegir los radiadores de agua que mejor se adapten a la vivienda, se deberán atender dos puntos fundamentales:

  • Los radiadores constan de baterías o elementos, y cuantos más elementos tenga el radiador, más calor emitirá. Para saber cuantos necesitas en los radiadores, habrá que observar si la vivienda tiene un buen aislamiento, hacia dónde esta orientada la vivienda, el clima de la zona y el tamaño o espacio que se quiere calentar, ya que según las dimensiones de las estancias se elegirá la potencia del radiador.

Es recomendable instalar la mayor potencia posible en los radiadores, ya que permitirá un menor consumo de la caldera. No obstante, al tener una mayor potencia, también serán de mayor tamaño al requerir mayor número de elementos, por lo que ocupará más espacio en la estancia donde esté colocado.

  • Otro factor a tener en cuenta, en concordancia con el espacio que ocupará el radiador, serán las medidas que necesites en la zona donde quieras instalarlo. Habrá que calcular las medidas donde irá colocado, así como si hay ventanas y pueda colocarse debajo sin suponer un impedimento.

 

Recomendaciones para un uso correcto de los radiadores

  1. Realiza los purgados de radiadores cada año, antes de empezar la temporada de frío, ya que con el tiempo el calor se transforma en aire y provoca una disminución del rendimiento del sistema, por lo que con el purgado conseguiremos ayudar al rendimiento del sistema y reduciremos el consumo energético.
  2. No coloques objetos encima del radiador, esto solo obstaculizará la correcta distribución del calor por la vivienda, y evitaremos posibles accidentes domésticos que pueden ser provocados al estar en contacto dichos objetos con una fuente de calor.
  3. Apaga los radiadores que no necesites si hay una zona de la vivienda en la que no suelas estar, y apaga la caldera cuando vayas a permanecer un largo periodo de tiempo fuera de tu casa.
  4. Instala termostatos con los que controlar la temperatura de la vivienda. Actualmente muchos de ellos permiten programar la caldera para encender los radiadores según las horas que más se necesiten, consiguiendo una alta eficiencia energética y un ahorro en la calefacción.

 

En Warmhaus, como especialistas en calderas de condensación de máxima eficiencia, recomendamos contactar con un profesional especialista en instalaciones de calefacción siempre que se quieran renovar los radiadores, ya que posiblemente habrá que realizar pequeñas obras para adaptar el sistema existente con los nuevos radiadores. Además, ellos podrán asesorarte sobre la mejor opción para las necesidades de tu vivienda.

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 900px;}