Cómo ventilar una casa eficientemente

Cómo ventilar una casa eficientemente

como ventilar una casa
como ventilar una casa

Sin importar la época del año en que nos encontremos, saber cómo ventilar una casa de forma adecuada resulta imprescindible para disfrutar de una excelente calidad de vida.

Durante el verano, el flujo de aire constante puede ayudar a refrescar nuestro hogar considerablemente. Mientras que, en invierno, permitirá que el calor se distribuya de manera uniforme en cada habitación.

Si te has preguntado cómo ventilar una casa eficientemente, en este artículo te daremos las principales claves para que puedas mantener una ventilación óptima.

¿Por qué es importante ventilar una casa adecuadamente?

El correcto flujo de aire en nuestros hogares es uno de los aspectos que más se suelen infravalorar al momento de invertir en calidad de vida.

Y es que una correcta ventilación, permite disminuir el consumo de energía e incluso mejorar la calidad del aire.

Muchas personas ignoran cómo ventilar una casa, sin embargo, siguiendo consejos bastante sencillos de aplicar, sin duda es posible notar mejores resultados.

Algunos de los aspectos más importantes que trae consigo ventilar una casa adecuadamente es que se trata de un método apropiado para mantener una circulación constante de aire fresco, lo cual aporta importantes beneficios para la salud de personas con problemas respiratorios. Además, al promover la ventilación en nuestros hogares, somos capaces de minimizar las temperaturas durante los meses más calurosos del año. Mientras que, durante el invierno, podremos aprovechar mejor el calor y obtener un mayor nivel de confort.

¿Cómo ventilar una casa de la mejor forma?

Si alguna vez te has preguntado cómo ventilar una casa eficientemente, quizás te sorprenda saber que solo debes tener en cuenta una serie de consejos, para así mejorar el flujo de aire en cada recinto, salón y habitación de tu casa.

Esto puede mejorar aspectos tan fundamentales, como la reducción de bacterias causantes de numerosas enfermedades, hasta la optimización del uso de la energía y un ahorro en el coste de los servicios energéticos como el gas o la electricidad.

A continuación, te presentamos una serie de recomendaciones a considerar para mejorar la calidad del aire, así como ventilar una casa de manera apropiada:

Ventilar una casa durante el verano

En espacios abiertos resulta recomendable abrir puertas y ventanas por al menos unos 15 minutos (durante unas 4 o 5 veces al día), de esta manera garantizaremos que exista un flujo adecuado y una renovación del aire.

Durante el verano es aconsejable ventilar nuestro hogar a tempranas horas de la mañana o al caer la noche, así aprovecharemos los momentos del día donde la temperatura aún permanece fresca.

Hay que tener en consideración algunos aspectos que debes evitar, como, por ejemplo:

  • Trata de no ventilar tu casa en horarios donde la sensación térmica en el aire pueda llegar a percibirse como muy calurosa, ya que, aunque puedas llegar a renovar el aire, sentirás como el calor inunda cada rincón de tu hogar.
  • Si habitas cerca de grandes avenidas o calles, trata de ventilar durante la noche evitando las horas pico cuando existe una mayor afluencia de vehículos, ruidos y polución.

ventilar casa eficientemente

Ventilar durante el invierno

Al saber cómo ventilar una casa eficientemente, seremos capaces de maximizar el rendimiento de nuestros recursos energéticos. En general, ventilando durante 8 – 10 minutos sería suficiente para renovar el aire.

Una correcta ventilación y el uso de sistemas eficientes como las calderas de condensación, permiten maximizar el ahorro y eficiencia energéticos en la vivienda.

Este tipo de equipos aprovechan el calor latente en la condensación de los gases de emisión, para optimizar la eficiencia del proceso, llegando a ahorrar alrededor de un 25% o 30% del consumo energético, y reduciendo la emisión de gases contaminantes en un 70% en comparación a las calderas convencionales.

El uso eficaz de los termostatos, como los termostatos modulantes o inteligentes, puede ayudar a concentrar el calor en nuestro hogar, ya que cuentan con un sensor que detecta los cambios de temperatura y la regulará de tal forma que permita una eficiencia en el consumo energético, manteniendo toda la vivienda a una temperatura constante.

Esto sin lugar a dudas permite un mayor ahorro de energía, y con ello una disminución en el costo de nuestra tarifa de electricidad y gas.

Recomendamos mantener en funcionamiento este tipo de sistemas y ajustarlos a la escala de temperatura donde puedas sacarle el mayor provecho posible. Además, se podrán programar para que el hogar se mantenga a una cierta temperatura cuando vayamos a estar en ella, es decir, que no se caliente cuando estamos durante largos periodos fuera de ella, como en el horario laboral, por ejemplo.

También habrá que tener en cuenta no ventilar la vivienda en las horas más frías, como el amanecer o a la noche, aprovechando las horas de sol para no desaprovechar el calor acumulado.

Y no olvides que al ventilar una casa eficientemente no perderá todo el calor del hogar, minimizando el consumo en calefacción.

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 900px;}