¿Cuál es la eficiencia energética de la caldera de condensación?

¿Cuál es la eficiencia energética de la caldera de condensación?

Image module

En las calderas de gas convencional hay una cantidad importante de energía que se desaprovecha al evacuar los gases que se producen en la combustión por la salida de humos o chimenea, los cuales contienen vapor de agua. En este vapor se encuentra cierta cantidad de energía que es desaprovechada, y es ahí donde radica la eficiencia energética de la caldera de condensación.

Lo que hacen estas calderas, a diferencia de las convencionales, es aprovechar la energía que se libera en la condensación de esos vapores de agua (es decir, cuando el vapor pasa de gas a liquido) para calentar el agua, disminuyendo así el consumo de gas que se necesita para calentarla. De esta forma, por un lado, se consigue ahorrar energía y, por otro, al reducirse la temperatura de los gases de combustión, se reducirán las emisiones de CO2 y NOx, siendo así más respetuosas con el medio ambiente.

¿Qué permite esta eficiencia?

  • Ahorrar energía: Se calcula que permiten conseguir un ahorro entre el 25-30% en el consumo de energía, lo que conlleva a la correspondiente reducción en la factura de suministro de energía. Además, al producir menos emisiones de gases, están respaldadas por organismos oficiales, ofreciendo subvenciones o ayudas para sustituir viejas calderas.
  • Ser más sostenibles: Como se ha comentado, son más respetuosas con el medio ambiente, ya que se reduce la emisión de gases contaminantes hasta en un 70%. El humo que saldrá por la chimenea será de color blanquecino, al tratarse en su mayor parte de vapor de agua, ya que parte de la energía de estas calderas viene de los humos, permitiendo así que consuman menos combustible.
  • Tener mejor rendimiento: Con valores cercanos al 100%, gracias al aprovechamiento del calor que proviene del vapor de agua. Además de ser unos sistemas seguros, permiten amortizar la inversión en un breve periodo de tiempo.

La alta calidad de las calderas de Warmhaus permiten darle una gran durabilidad al producto, además de obtener el máximo ahorro, llegando a consumir hasta un 50% menos de energía eléctrica y hasta un 20% menos de gas con el modelo Enerwa, y evitando en todas ellas paradas y arranques continuos que puedan afectar a su vida útil y provoquen gastos innecesarios.

Cómo interpretar la etiqueta energética de la caldera de condensación

La Directiva ErP europea hace referencia al diseño medioambiental responsable y marcar aquellos productos que consumen energía. Es por ello que, para poderse comercializar este tipo de productos en el mercado europeo, los fabricantes deben medir las emisiones de óxido de nitrógeno, de ruidos, la eficiencia energética y las pérdidas térmicas. Estos resultados se verán reflejados en la etiqueta energética que tendrá cada producto.

La etiqueta energética de una caldera nos indica la eficiencia energética de la misma. Existen diferentes etiquetas según el tipo de producto que sea y la información que proporcione. En ellas se puede apreciar muy visualmente las clases de eficiencia que tiene la caldera, desde la menos eficiente (G), hasta las más eficientes (A, A+, A++) con rendimiento más elevado. Tienen dos clasificaciones diferentes según sea para la función de calefacción, o la función de producción de ACS (agua caliente sanitaria).

eficiencia energética calderas de condensación

En las calderas que proporcionan a la vez la calefacción y ACS, la etiqueta deberá indicar la información de las dos clasificaciones. Además de estos datos, las etiquetas también incluyen la potencia térmica nominal y su nivel de ruido, lo que ayuda al usuario a elegir la caldera más eficiente según sus necesidades, y asegurarse la efectividad de la eficiencia energética de las calderas de condensación.

comillas En ellas se puede apreciar muy visualmente las clases de eficiencia que tiene la caldera, desde la menos eficiente (G), hasta las más eficientes (A, A+, A++) comillas

En definitiva, este tipo de etiquetas son una pequeña contribución para que el planeta no sufra tanto los efectos del calentamiento global, cuya normativa está diseñada para cumplir con el objetivo 20-20-20 europeo, es decir, incrementar la eficiencia energética y el uso de energías renovables un 20%, además de reducir las emisiones en un 20%.

Entradas recientes

Elige eficiencia energética y confort en calefacción y agua caliente
div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 900px;}