Cómo ayuda la energía solar a tu caldera para la calefacción

Cómo ayuda la energía solar a tu caldera para la calefacción

energía solar para la calefacción
energía solar para la calefacción

Hoy en día, las energías renovables están cada vez más incorporadas en usos cotidianos, permitiendo una mayor sostenibilidad del planeta, además de aportarnos ahorros respecto al consumo de otras energías o combustibles más habituales, como el gas o el gasoil. Como ejemplo de ello, se encuentran las calderas que pueden incorporar la ayuda de la energía solar para la calefacción o ACS.

Este sistema consiste en incorporar a la caldera (siempre que esta permita hacerlo) un sistema conectado a paneles solares, permitiendo de esta forma utilizar esta energía renovable.

Ventajas de usar una caldera de gas con placas solares

Aunque en un principio se piense en un gran desembolso económico cuando hablamos de paneles solares, la realidad es que, aunque el desembolso inicial al incluir un sistema de estas características sea algo más elevado que un sistema normal, se compensa con creces año tras año por dos motivos: El primero, por el ahorro que supone en el consumo energético de la vivienda, así como su menor gasto económico asociado. El segundo motivo es que, una vez instalados los paneles, el circuito se beneficiará de una fuente ilimitada de energía de forma gratuita, por lo que cada año supondrá una mayor rentabilidad de la inversión realizada.

Las principales ventajas que podemos aprovechar con este tipo de sistema son:

  • Instalación sencilla

Siempre que el sistema de calefacción anterior que esté instalado tenga la posibilidad de combinarse con otro que aproveche las energías solares, no sería necesario cambiar por completo todo el sistema. Simplemente con conectar el nuevo sistema de paneles solares a la caldera instalada sería suficiente.

  • Respetuosa con el medioambiente

La energía solar no genera contaminación ni provoca ruido, y además de ayudar a aliviar el calentamiento global, es una energía muy efectiva.

  • Su mantenimiento es muy simple

El mantenimiento que requieren las instalaciones solares es muy reducido y simple, teniendo que llevarse a cabo una vez al año o cada 6 meses, dependiendo el uso que se le vaya a dar.

  • Ahorro en el consumo

Como hemos comentado anteriormente, una de las mayores ventajas que posee este tipo de instalaciones es el ahorro del consumo y su consecuente gasto en las facturas del suministro. De hecho, una instalación solar térmica puede cubrir hasta el 75% de las necesidades de agua caliente, y puede llegar a cubrir hasta un 50% la demanda de calefacción.

 

Las calderas de condensación y la energía solar

El sistema de energía solar puede combinarse con una amplia variedad de calderas, las cuales pueden usar otro tipo de combustibles como gas, gasoil, etc. No obstante, las calderas de mayor eficiencia, rendimiento, y menores emisiones de gases, son las calderas de condensación, las cuales, por su sistema de aprovechamiento de calor, también contribuyen en el ahorro y eficiencia energética del sistema.

De esta forma, de las diferentes opciones con las que se puede combinar este tipo de energía renovable, destacan los sistemas de las calderas de gas de condensación, con las que se llegaría a obtener un rendimiento y eficiencia insuperable al resto de calderas.

 

¿Cómo funciona el sistema de la caldera con energía solar?

Por un lado, tenemos los paneles solares que se encargarán de obtener calor de la radiación solar, los cuales estarán instalados en el exterior, normalmente en los tejados de las viviendas. Por otro lado, se instalará un depósito de almacenamiento de agua (el cual se situará en el interior), que será calentado por el calor recogido en los paneles, utilizándose posteriormente esta agua en la caldera.

De esta forma, el agua precalentada entrará en el circuito, siendo necesaria menos energía para calentarla. Así se conseguirá un mayor ahorro energético y a su vez una mayor eficiencia de la caldera.

energía solar para calefacción

¿En qué vivienda puede usarse la energía solar para la calefacción?

Las calderas que pueden conectarse a energía solar son una fantástica elección, sobre todo, si la vivienda es nueva, debido a que, si disponemos de un sistema de calefacción que ya está instalado que no puede adaptarse a esta tecnología, habría que llevar a cabo una reforma con su consecuente gasto asociado. No obstante, en el caso de que ya esté prevista una sustitución del sistema de calefacción, también sería un buen momento para replantearse esta opción.

También se deberá tener en cuenta la posición u orientación de la vivienda, y más con las calderas eficientes con energía solar, cuyos paneles solares deberán obtener una incidencia considerable de los rayos del sol. De esta forma, se desaconsejaría esta opción si no es posible una frecuente exposición a los rayos del sol.

La calefacción y ACS supone más del 70% del gasto energético de la vivienda, por este motivo es muy recomendable invertir en el sistema que más ayude a obtener un ahorro energético, así como la eficiencia que nos puede ofrecer.

 

En Warmhaus recomendamos contactar con expertos para poder asesorarte y ayudarte a elegir la alternativa que más se adapte a tu vivienda, consiguiendo la máxima eficiencia posible.

Entradas recientes

Elige eficiencia energética y confort en calefacción y agua caliente
div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 900px;}